Sabemos que dormir lo suficiente tiene muchos beneficios para el cuidado de nuestra piel, incluso más que tratamientos avanzados como la celuloterapia.

El sueño tiene una función restauradora que favorece la regeneración de los tejidos.

Numerosos estudios científicos muestran que se produce una mayor síntesis tisular durante el sueño, lo que supondría una reparación de tejidos durante el mismo, especialmente en las horas de sueño profundo.

Belleza y salud al dormir bien

Teniendo en cuenta estos datos, se puede decir que dormir las horas necesarias y dormirlas con calidad es uno de los secretos para mantener unos tejidos sanos.

Y si a esta reparación natural le añades los beneficios que aportan tus habituales tratamientos de belleza nocturnos, verás cómo los resultados te sorprenderán.

Bella durmiente

… y si no… fijaos como se quedo la bella durmiente..

(lo siento, no he podido evitarlo)

Quita completamente el maquillaje de tu rostro y lávalo con el jabón adecuado. Sécalo y tonifícalo antes de humedecerlo. Puedes hacer lo mismo con toda la piel de tu cuerpo y disfrutar de un placentero y reparador descanso bajo tus sábanas.

Compartir es vivir...