Después de un tiempo viviendo sola seguro que han pasado por tu cabeza un montón de de ideas: si irte a vivir con tu pareja, si compartir piso para dividir los gastos, si volver a casa de tus padres o

… ¡si, tener una mascota!

¡Calma! Una mascota es un ser vivo así que antes de tomar cualquier decisión precipitada, ¡piensa! Te va a acompañar en los malos y en los buenos momentos, no es un juguete.

Después de esto, si todavía estás pensando tener uno, antes de comprarlo te recomendamos una serie de consejos, ¡luego no valen lamentos!

Desde el momento cero vas a ser responsable de todos sus cuidados durante aproximadamente 10 o 15 años. Así que tendrás que rechazar a algunas cosas durante este tiempo y tendrás que acostumbrarte a que destroce algunos de tus objetos.

¡Tu mascota será un perro! Su carácter y modo de vida debe adecuarse al lugar donde vives,tanto tú como el perro tenéis que estar a gusto.

No elijas un perro dominante; en el momento que tengas niños no será bueno… si te cuesta hacer deporte tampoco elijas un perro que necesite mucho ejercicio, ya que te dará problemas si no te gusta salir de casa.

Tener animales en casa

Busca, infórmate y lee sobre las razas antes de decidir. Y otra decisión importante es si eliges macho o hembra. ¡Las hembras suelen tener un carácter más dócil y amable!

No queremos ser insistentes, pero evalúa las ventajas y desventajas de tener un nuevo inquilino en casa, aumentarán tus gastos, se limitará tu tiempo…

¡Pero tendrás un compañero fiel durante años!

Mini-consejos:

  1. Alimentación: Nada de sobras todos lo días… el perro también tiene que comer comida decente.
  2. Salud: Revisiones veterinarias, vacunas, cuidados higiénicos…
  3. Educación: Eres responsable de que se sepa comportar en público y no moleste a la gente.
  4. “Asuntos” cívicos: El perro tiene que hacer sus necesidades en los lugares específicos.

Repetimos lo del principio, para que luego no vengan lamentos… ¡No olvides que eres responsable de los accidentes que provoque tu perro!. Al perro no le pueden poner multas, pero a ti sí…

Compartir es vivir...