Si has observado unos pequeños agujeritos en la madera de tus muebles, es probable que la carcoma haya hecho acto de presencia en ellos.

Se trata de un insecto que se alimenta de la madera, con especial predilección por los muebles antiguos.

Los pequeños agujeros son fruto de la salida al exterior de los insectos adultos, tras cavar una serie de galeri­as interiores en la madera.
Solucionar el problema

No hay que desesperar, si actuamos a tiempo podemos salvar los muebles. Esto es asi­ siempre que se trate de un insecto como la carcoma.

Si la infección de la madera es por termitas, la situación es mas grave y hay que acudir a especialistas, ya que es un parásito difi­cil de combatir.

Podemos identificar fácilmente la presencia de termitas porque se oyen unos golpecitos secos y continuados dentro de la madera.

Cuando el caso que nos ocupa es la invasión de carcoma debemos hacer lo siguiente:

En primer lugar, hay que evaluar la profundidad del daño. Para ello podemos analizar los agujeritos con una aguja de hacer punto.

Si el problema es superficial, es decir, si los orificios no alcanzan mucha profundidad, debemos rascar con un cuchillo las zonas afectadas hasta llegar a la madera sana.

Es necesario quemar los restos de madera raspada con el fin de evitar una infección.

Ahora hay que aplicar un producto tratante. Se trata de un lí­quido insecticida protector de la madera que puedes adquirir fácilmente en las droguerí­as. Es un producto muy nocivo, así­ que se deben seguir las instrucciones de uso con mucha precaución.

Barnizamos el mueble con el lí­quido dando diversas capas con un pincel ancho.

Como medida preventiva, hay que untar el resto del mueble con un producto preventivo que podemos comprar también en la droguería.
Si el asunto es mas grave y el daño es profundo, el tratamiento es el siguiente:

Tenemos que hacernos con un taladrador y utilizar la broca mas pequeña para taladrar cada agujero hasta alcanzar el centro de la madera.

A continuación, inyectamos una sustancia tratante con una jeringuilla o con el utensilio que acompaña al mismo producto. La inyección conseguirá llegar a las galerías internas mas profundas.

Seguidamente, hay que tapar los pequeños orificios clavando con un martillo unos pequeños pedazos de madera empapados de producto.

Finalmente, nunca esta de mas barnizar con el lí­quido preventivo los muebles cercanos a la madera que ha sido infectada.

Te puede interesar...

Compartir es vivir...