El muesli en un cereal de origen suizo, que últimamente ha sonado mucho por los extraordinarios beneficios que ofrece a la salud, y consiste básicamente en una mezcla de ingredientes que incluyen cereales y frutos secos o deshidratados.

Eventualmente puede también incorporar miel, pero no existe una formula estándar para la preparación de este producto. Muchas personas que lo preparan de forma casera, usan sus propias formulas incorporando por lo general frutos secos de la temporada.

El médico suizo Max Bircher, famoso por ser de los primeros en investigar nuevos métodos de alimentación natural, fue el que descubrió los beneficios de la mezcla de cereales con frutas.

En uno de sus paseos por los Alpes, conoció a un hombre que tenia la particular costumbre – al menos en ese entonces – de alimentarse con una mezcla de cereales, leche, miel y frutas al mismo tiempo.

Descubrió que añadir fruta permitía una digestión mucho mejor, además de mejorar mucho el sabor. Como mencionamos anteriormente, el muesli tiene como base, una serie de cereales entre los que podemos encontrar escanda, avena, cebada, trigo, centeno, maíz y arroz.

Esta mezcla de cereales puede proporcionarnos enormes beneficios si consideramos las propiedades intrínsecas de los cereales.

Recordemos que este alimento se compone de tres elementos imprescindibles si queremos sacar un real provecho de ellos: el salvado, el germen, y el endospermo.

Idealmente debemos consumir los cereales en el estado más puro que sea posible, es decir, debemos preferir los cereales integrales.

En la industria alimenticia actual es costumbre refinar el cereal, que en este proceso, pierde la mayor parte de sus nutrientes y vitaminas, ya que se eliminan las capas de salvado y germen, donde se concentra la mayor parte de los nutrientes que pueden cuidar de  nuestra salud.

Por alguna razón, en la que seguramente está involucrado el Codex Alimentarius, esta pérdida de vitaminas y minerales es compensada con la adición de vitaminas artificiales y otros nutrientes, pero en cantidades notoriamente menores a las que tenían originalmente.

Hay que tener en cuenta que los cereales nos entregan la principal fuente de carbohidratos de calidad, necesarios para tener energía.

Nuestro organismo quema la mayor parte de las calorías que provienen de estos carbohidratos, para disponer de la energía suficiente acorde con nuestra actividad física y mental.

Cuando nos referimos a carbohidratos, nos referimos a carbohidratos complejos, que incluyen almidones. El azúcar refinado, un verdadero enemigo de nuestra salud, ya que, sólo nos proporciona carbohidratos simples, que no entregan reales beneficios a la salud, sólo nos da una falsa sensación de energía.

Es por eso que además de evitar el azúcar refinado, debemos también preferir, por ejemplo, pan integral, que tiene muchos más beneficios que el pan blanco, basado en productos refinados que han quitado todo lo bueno que podríamos obtener de este alimento.

Es por eso que el muesli tienen tantos beneficios, si está basado en cereales integrales, tanto mejor. Y todavía no contamos la adición de frutos que contiene este alimento.

Las frutas que puede contener el muesli son: manzana (como en la fórmula original), pera, plátano, pasas, dátil, ciruela, higo, melocotón, fresa, piña, coco, entre otros. También incluye frutos secos, como nueces, avellanas, almendras, cacahuetes, semillas de girasol, lino o sésamo.

En base a todos los ingredientes que posee podemos afirmar que el muesli es uno de los alimentos más completos que existe ya que contiene numerosos nutrientes esenciales como:

  • Proteínas
  • Vitaminas
  • Hidratos de carbono de calidad
  • Lípidos
  • Minerales

Con estos ingredientes podemos tener una muy buena salud ya que además contamos con una gran cantidad de fibra que ayuda a reducir el colesterol en la sangre, permite tener una excelente digestión, ideal para personas con problemas de estreñimiento.

Con una dieta rica en fibras se reducen las probabilidades de tener hemorroides, úlceras, problemas en el intestino, cálculos biliares, varices, apendicitis y mal de Crohn. También se ha reunido mucha evidencia que apunta a que la fibra reduce drásticamente el riesgo de contraer cáncer. Por último, lo más recomendable es consumir muesli, al menos una vez al día, especialmente en el desayuno, por la importancia que tienen esta comida.

Muchas personas, acostumbradas a dietas ricas en grasa, carnes y alimentos procesados ricos en azúcar, pueden no encontrar agradable el sabor de este alimento. Lo que podemos decir al respecto es que esto es solamente un asunto de hábitos.

Gradualmente se deben ir incorporando estos para que realmente podamos comenzar a sentir el verdadero sabor de las comidas.

Te puede interesar...

Compartir es vivir...